La Responsabilidad, mi poder para lograr mi felicidad

Si nos preguntasen si somos responsables, muchos de nosotros no dudaríamos la respuesta, y a pesar de ello la mayoría de nosotros podría estar equivocado.

Ser responsable es mucho más que llevar unos estudios adelante, llegar puntual al trabajo o estar pendiente de los compromisos. Ser responsable es darse cuenta de que todo lo que pasa en nuestra vida depende de nuestras decisiones, nuestros comportamientos y nuestra actitud. Ser responsable de nuestra vida es decidir, en cada momento, aquello que queremos y hacernos cargo de las consecuencias.

Cuando culpamos a los demás de lo que nos pasa en nuestra vida no somos conscientes de nuestras propias limitaciones, lo que hará que no nos paremos a trabajarlas y superarlas. Cuando nos hacemos responsables de nosotros mismos las excusas empiezan a desaparecer, dejamos de culpar a los demás y pasamos a darnos cuenta de qué parte estamos poniendo nosotros en todo  lo que está ocurriendo… sólo así podremos ver que tenemos el control y la rienda de nuestra propia vida.

Todos somos capaces de guiar nuestras vidas, tenemos la capacidad necesaria para crear aquello que imaginamos, por ello, lo que nos está limitando para no conseguir aquello que queremos no es la capacidad, sino nuestra imaginación.

Si la responsabilidad la vemos fuera de nosotros, pensaremos que nunca podremos cambiar nada, y que todo dependerá de lo que está fuera de mí, de los demás, del entorno o del destino… y no hay nada más lejos de la realidad.

Todo lo que el ser humano ha creado ha pasado antes por la imaginación, apareció por primera vez como una idea. Si creemos que podemos cambiar nuestras vidas, si llega a nosotros esa idea, sólo nos falta hacernos responsable de ello e ir a buscarlo con nuestro comportamiento, actitud y decisión.

A veces, cuando nos hacemos responsables, nos equivocamos en nuestras decisiones, pero hacernos cargo de las consecuencias del error nos aleja de la culpabilidad y de la sensación de no poder hacer nada al respecto.

“SIENDO RESPONSABLE DE MI PROPIA VIDA,

TODO LO QUE HAY A MI ALREDEDOR ES SUSCEPTIBLE DE CAMBIO”

 

Evelyn Morales